viernes, 29 de abril de 2011

Mueren más bebés en el parto que niños por sida y paludismo juntos

Un estudio cifra en 2,6 millones las muertes perinatales al año en el mundo, el 98% en países subdesarrollados. Una atención médica básica salvaría un millón de vidas

EL PAÍS - Madrid - 14/04/2011



En 2009 se produjeron 2,6 millones de muertes perinatales -fallecimiento durante gestación de 28 semanas o más-, el 98% de ellas en países subdesarrollados, un 1% menos que el año anterior y un 14,5% que hace 14 años, según un informe publicado en la revista The Lancet y cuyo desarrollo ha sido posible gracias a la Fundación Bill y Melinda Gates y la Organización Mundial de la Salud (OMS). "Aunque todavía queda mucho por hacer se están empezando a aplicar medidas sanitarias y educativas que han tenido un efecto positivo", explican los investigadores. Pero no es suficiente". Cada hay año se producen en el mundo más muertes durante la gestación que por enfermedades como el sida y paludismo juntas y muchas podrían evitarse.



El estudio echa por tierra la creencia de que estos fallecimientos se deben a malformaciones o anomalías genéticas. Solo un 5% de estas muertes se deben al ADN. "Es un escándalo que tantas sean evitables", enfatizan los investigadores. Bastaría, según ellos, una atención ginecológica básica a las mujeres, una mayor higiene y el tratamiento de enfermedades como la sífilis, la hipertensión y la diabetes para reducir de forma significativa las muertes perinatales. "Medidas simples como éstas pueden prevenir la tensión arterial alta de las embarazadas o detectar enfermedades como la malaria. Si la atención médica fuera mejor se reducirían los fallecimientos un 28% lo que significaría que se salvarían más de un millón de bebés cada año". Muchos de ellos, en el sur de Asia Meridional y en el África Subsahariana, donde se concentran el 76% del total de decesos antes del parto -el país con mayor mortandad fue Pakistán con 47 muertes perinatales cada 1000 nacimientos-.
La muerte fetal es un acontecimiento devastador para las familias, y sobre todo para las mujeres que llevan el peso de las consecuencias: "Sus esperanzas y sueños se desvanecen, y en muchas sociedades incluso pueden sufrir desprecio, aislamiento y rechazo. El extraordinario viaje que todos los padres y madres han vivido en conjunto a través de meses de embarazo llega a un final demoledor y desgarrador", sostiene el artículo. Uno de los mitos más devastadores sobre este tipo de fallecimiento es que las mujeres que están acostumbradas a la alta mortalidad infantil sienten, de alguna manera, la pérdida individual de un embarazo deseado menos que las mujeres que viven en países de rentas altas: "Hay que recordar que todavía hoy uno de cada 300 niños nacidos muertos se da en países con altas rentas", resalta el estudio.
En España hubo 500.130 nacimientos en 2009 y 1.450 fetos malogrados. El país con mayor mortandad fue Pakistán con 47 niños muertes perinatales cada 1000 nacimientos, mientras que las cifras más bajas se dieron en Finlandia y Singapur con 2 y 2,2 muertes cada 1000 nacimientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada